• Twitter
  • Technocrati
  • stumbleupon
  • flickr
  • digg
  • youtube
  • facebook

Únete a Nuestra Red

CUMPLEAÑOS

0










CUMPLEAÑOS




El niño revuelve un recuerdo con un palo
hasta que lo envejece.

Entonces oye voces:
                      Dios lo llama,
                                            ella lo llama:
                      ella disca el número que se ha grabado
                      como el prisionero el suyo carcelario,
                      como el paranoide el suyo fijo en la pared:
le enumera sus caras lácteas,
sus pseudónimos de puta,
las múltiples camas moteleras
en que sacudieron tribulaciones y filigranas;
lo ensalza,
le pinta la Capilla Sixtina en el sistema nervioso,
y lo alza como un trofeo lustroso en el Camp Nou
para luego dejarlo caer como un florero de tercera mano
al final de una callejón inmundo y conspirador.

El niño no se rompe:
sacude su cerebro lleno de enjambres,
vacía su balde roto en la arena.

El niño revuelve un recuerdo con un palo
hasta que envejece su niñez.



Luis Alejandro Escudero
Texto&Fotografía

Suscríbete a la Sociedad de Poetas Anónimos

Sociedad de Poetas Anónimos