• Twitter
  • Technocrati
  • stumbleupon
  • flickr
  • digg
  • youtube
  • facebook

Únete a Nuestra Red

10 BILLONES DE PÁGINAS

0




Yo podría juntar ríos de melancolías
y desarmar el rompecabezas de recuerdos
quedaría aquel caballo que comió mi manzana
con la cabeza triste del perro boxer de un amigo
las sombras y los escondites de juegos infantiles
estarían bebiendo junto a cuerpos de adultos
el cuerpo carnal con una botella de pisco
la sombra infantil con una botella de leche
recuerdas aquellos árboles de invierno llenos de volantines
se burlaban de nosotros atrapando con sus risas eolíticas
aquellos preciados juguetes.

Yo podría juntar mares de melancolías
y volver a desarmar rompecabezas de recuerdos
todas las bicicletas arrumbadas llenas de óxido
junto a un árbol de granadas
a la señora que separaba cada una de ellas
y anotaba con el lápiz de su norma las más maduras
la dejaré tal como sigue
podría volver a comer aquellas ciruelas verdes
acostado sobre el techo de la bodega
recuerdas ese techo
sucio viejo lleno de maduros cadáveres y cuescos
volvería a pasar muchas tardes sentado mirando el cielo azul
podríamos juntar estrellas de melancolías
podríamos armar rompecabezas de recuerdos
pero las cosas no tienen dueño
y los recuerdos son solo eso recuerdos
y cuando sepamos la cantidad exacta de los pasos que hemos dados
podremos anotarlo todo
la melancolía y los recuerdos
en cada una
de las huellas que dejamos.


Arturo Ciudad
Chile
-----------------------------------------------------------------------

Citamos a Enrique Molina

Hay un aire letárgico en las casas,
como el que hay en los nichos bajo los pies de las estatuas,
o en el raso de un cofre lleno de ajadas flores y cabellos.
El aliento ennegrece los objetos;
las paredes donde el viento del Oeste golpea con sus
calientes cuerdas;
los lechos, las cortinas de plegada cintura…

Suscríbete a la Sociedad de Poetas Anónimos

Sociedad de Poetas Anónimos