• Twitter
  • Technocrati
  • stumbleupon
  • flickr
  • digg
  • youtube
  • facebook

Únete a Nuestra Red

NIEBLA

0

Etiquetas: ,


NIEBLA

Madrugadas elevadas que al mundo bajan,
como capas negras y largas cubriéndonos las caras,
como antorchas encendidas frente a espejos,
como rituales místicos en contacto con espíritus.

Mar etéreo invadiendo existencias,
nuestros sueños en tus vísceras tripulan
y cada noche somos abducidos
por la mano atmosférica de tu brisa sin destino.

Niebla que descascaras lánguidamente
el ceñir de nuestros cuerpos a tu aire insondable,
simplemente somos seres que cada noche cierran sus ojos
para abrir paso al alma noctámbula
que ingresa en nosotros a través de mensajes, porque
hay idiomas en las madrugadas, hay un lenguaje
que recorre sin piernas ni certeza nuestra mente,
hay una carga de letras huérfanas en su brizna reflectante:
su voz en la nuestra
es nuestro estado alterado de conciencia.

Con el lento paso de las noches sobre las ciudades,
sus calles, una por una, son atrapadas en la red:
Hemos de ser también los humanos unos peces
intentando librarnos de los anzuelos inconcebibles
que nos mantienen enganchados al universo no contado;
somos aves que duermen en úteros nocturnos;
somos humanos que sueñan en los nidos del abismo;
somos lo mismo que barcos fantasmas
atravesando la turbulencia de los océanos;
somos igual que los pájaros en sus guaridas:
mientras todo un mundo se reconstruye
nuestros cuerpos se cobijan horizontalmente
en alturas dimensionales que desconocemos,
respirando del aire que un ambiente irreal esparció
en cada rincón de las urbes poseídas.

Nuestro hábito es ascender a los obeliscos
que señalan el término del límite mortal:
nuestra separación cotidiana
entre cuerpo y espíritu que son
gracias a las madrugadas que atravesamos
noche a noche
en la niebla.


Porfelius
http://www.porfelius.blogspot.com/
Iquique, Chile
______________________________________

Citamos a Rosamel del Valle:

"Soy el mismo y otro, el sueño antiguo y el nuevo / y puedo celebrar con el don de dormidos rituales, /Adorar soles distintos y coleccionar vida y muerte / O adornar con bosques y océanos los muros de mi casa. / No hora del regocijo sino recuento de visiones / Como lo hace el destino de noche al abrir el libro de las metamorfosis / Con la estrella petrificada en cada uno de sus dedos"

Suscríbete a la Sociedad de Poetas Anónimos

Sociedad de Poetas Anónimos